El Barrio

El Barrio

Por Juan Luis Naval. Cronista de la Villa.

Según el callejero de los censos más antiguos que se conservan en nuestro Archivo Municipal, en un principio en el año 1760 esta calle se llamó “Calle Huerta”, pasando a denominarse en 1824 «Calle Barrio de la Huerta», en 1841 «Calle Barrio»; en 1868 vuelve a llamarse «Calle Huerta»; después en 1931, con la República, tomó el nombre de los diputados a Cortes “Aramburu” y “Roma Rubiés” por su participación en la consecución del puerto de refugio para Chipiona.

Con la Dictadura pasó a llamarse primeramente “Pí y Margall” en 1936. Al poco tiempo se le volvió a cambiar poniéndosele «Calle Capitán Cortés” en 1938, y actualmente «Calle Barrio” desde 1987.

Fue siempre una de las calles más queridas por los chipioneros, ya que junto con la «Calle Larga» fueron las más importantes de Chipiona. Además la mayoría de las personas oriundas de Chipiona tienen sus raíces en el Barrio, si no sus padres, sus abuelos han nacido o vivido en él.

ORIGEN

Casi con toda seguridad, el origen del Barrio, estuvo en la existencia en esta zona de lo que los antiguos llamaban la <>, posteriormente la <> (Este cura, miembro de la familia Caballero, era el propietario de esta huerta) y finalmente se le denominó la «Huerta de Joselito el Francés» (José Castro Castro) que la tuvo muchísimos años en alquiler.
De esta huerta se tiene noticias de su existencia en las actas capitulares del Ayuntamiento de Chipiona desde al menos el siglo XVII y permaneció funcionando hasta final del XX. Este lugar fue adquirido posteriormente por el Ayuntamiento de Chipiona y es donde está ubicado el actual Colegio «Maestro Manuel Aparcero».

Esta huerta daba ocupación a muchos trabajadores, los cuales en un principio vivían dentro de ella como si de un cortijo se tratase y posteriormente se fueron instalando en las proximidades de ella construyendo sus propias casas formándose la calle de la Huerta.

A partir de 1892, con la consecución del Muelle de Chipiona, que sólo estaba habilitado para la exportación vinatera, se fue incrementando la población del barrio con los pocos marineros que se instalaron en este lugar por su cercanía.

La casa Caballero fue la más interesada en la construcción de este puerto, y de hecho se hace justamente en un lugar muy cercano a las propiedades de ella, como la Huerta que tenía su bodega, y los terrenos cercanos al Muelle. Existen fotografías de 1921 donde se puede ver la realización de una carga de coñac Caballero con la presencia de las Infantas de España.

Se le llamó <> porque era un lugar anexo a Chipiona, separado en cierto modo por el arroyo de la «Media Naranja», hoy «Antonaria», que discurría por el antiguo camino de Jerez, bajando desde la «Lagunilla» hasta la Huerta, pasando por el «Punto», atravesando la actual calle «Hermanos Álvarez Quintero», a continuación bajaba un poco por la calle Larga para salir las aguas a la playa de la Longuera o Legío por la entonces «Calle Nueva».

En esos tiempos el casco antiguo de Chipiona llegaba hasta el Callejón de Pichichi, que era una de las entradas a Chipiona, donde estaba el <>. Este lugar era donde los campesinos dejaban durante la noche, o el tiempo que les resultara necesario, bueyes, caballos, mulos, burros, etc., los animales que solían llevar y traer a sus campos.

Este espacio del <> es el que comprende hoy la manzana de casas existente entre la «Calle Larga», la «Calle Jesús de las Misericordias» y «Cuatro Esquinas». Es en definitiva, la explicación de porqué desembocan al lugar que denominamos la «Casa Redonda» estas dos calles que confluyen a la calle Larga en dirección al Barrio.

En mi deambular, buscando siempre cualquier dato o referencia que pueda ampliar aún más mis conocimientos sobre Chipiona, encontré recopilando canciones antiguas de nuestro pueblo a personas mayores, la siguiente en la que se confirma la existencia del anteriormente mencionado arroyo y la separación que hacía del pueblo con el Barrio:

DE ACEITE DE MINERAL

De aceite de mineráh
tienen puehtah treh farolah,
andan echando eça bola
y ciempre ehtán apagáh.

Ci paçah por el “Leghío”,
en tiempo de lluvia y ceco,
oiráh tú loh quejhíoh
de la madre de “Chaleco”.

¡Porqué no pu´e íh a catáh
porqué todo çon ehcolloh,
no puede paçáh el arroyo
porque no çabe nadáh.

Porque er Barrio eh un cotarro
porque nunca ce compone,
y todo çon pocijhoneh
y ce ahoga Dióh en barro.

Dehde el Manchón de la Güerta
hahta retorceh la playa,
hahta en lah mareah muertah
ç´ha pehcao con tarrallah.

Y en ece bache que hay
anteh de llegah a la ehquina,
ç´han coghío ya corvinah
pehcadah con un “cambrai”.

Juan Luis Naval Molero Cronista Oficial de la Villa de Chipiona

Para ver publicaciones anteriores.:
http://chipionacronista.blogspot.com.es/

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *