Últimas noticias
23 julio, 2021 - Donación colectiva de sangre martes 27 de julio en Chipiona, nueva oportunidad ahora que bajan las reservas
23 julio, 2021 - Tano Guzmán anima a seguir la línea ascendente del reciclaje de residuos en Chipiona
23 julio, 2021 - Las playas de Chipiona cerrarán desde hoy en horario nocturno mientras la localidad permanezca en nivel 2 de alerta sanitaria
23 julio, 2021 - Chipiona protagonista hoy en el programa de turismo de la Onda Local de Andalucía con el director de la emisora municipal Cristóbal Ruiz Radiotelevisión municipal de Chipiona, 23 de julio de 2021. ‘Es Andalucía’ es un programa de radio para descubrir los mejores destinos turísticos de la Comunidad Autónoma. Hoy viernes 23 de julio, a las 13:30 h., el espacio de la Onda Local ha hecho parada en Chipiona para dar a conocer todo lo que esta tierra y otros lugares cercanos ofrecen con el director de la emisora municipal, Cristóbal Ruiz, como invitado. El turismo en Andalucía es un sector fundamental, tanto por lo que aporta económicamente como por el gran número de personas que a él se dedican en toda la región y Chipiona es un ejemplo de ello. Además, Andalucía puede presumir de contar con espacios naturales, monumentales, tradiciones y una oferta gastronómica, deportiva y de ocio que la convierten en uno de los principales destinos turísticos del mundo. Precisamente, para poner en valor ese gran potencial este programa cada semana bucea en esos destinos para que los oyentes conozcan todo lo que ofrece su tierra. El programa ofrece una completa información sobre propuestas turísticas que van desde la gastronomía al hospedaje, pasando por turismo de sol y playa, turismo de interior, turismo de congresos, turismo gastronómico, turismo religioso, turismo cultural, etc. En cada programa se incluyen varias entrevistas sobre las mencionadas propuestas, además de un resumen de las noticias más importantes de la semana relacionadas con el sector turístico en Andalucía. Treinta minutos que se completan con la participación de personas conocidas y destacadas del mundo del espectáculo, el arte, el deporte y la comunicación recomendando sus destinos andaluces favoritos. El programa está presentado y dirigido por el periodista Fernando Argüelles, especialista en turismo, tradiciones y gastronomía, y cuenta con web propia: esandalucia.es.
23 julio, 2021 - Inaugurados los Seminarios Reglenses del Monacato Español que se celebran en Chipiona desde ayer
22 julio, 2021 - Presentado el cartel anunciador de las carreras de caballos en las playas de Sanlúcar de Barrameda
22 julio, 2021 - Pepe Mellado anuncia la inversión de 311.523 euros en la reurbanización de siete calles y una plaza por medio del Profea 2021
22 julio, 2021 - Miguel Caiceo: Este de ‘En el baúl de mis recuerdos’ es uno de los papeles más bonitos que he hecho en mi vida
22 julio, 2021 - La tasa de incidencia Covid de Chipiona baja por segundo día consecutivo y se queda en 181,9
22 julio, 2021 - Luis Mario Aparcero y Laura Román anuncian que el Ayuntamiento mejorará el firme del Camino del Abulagar y la Cañada de Chapitel
Menos paso quiero

Menos paso quiero

“La Semana Santa se está convirtiendo en una afición sin Dios”. Lo ha dicho el mismísimo presidente del Consejo de Cofradías de Sevilla. Lo ha dicho ayer en el Cabildo de Toma de Horas, que va a pasar a la historia más bien como el Cabildo de Toma del Frasco Carrasco. Más claro, agua de cántaro en jarrilla de lata.

De vez en cuando en la vida llega el momento imprescindible de un puñetazo en la mesa o un coño! a tiempo, aunque no sea el caso de Carlos Bourrellier. Un coño! a tiempo a las cofradías; pero también un coño! a tiempo al Vaticano, a los cardenales, a los obispos, a los curas, a las monjas… un coño! a tiempo al Opus, a los Catecúmenos, a los colegios religiosos bien cortitos de caridad cristiana y un Evangelio de conveniencia cuyas páginas se han quedado en un breviario. Una vergüenza de los que se rasgan las vestiduras cada vez que amenazan con descolgar crucifijos.

Me están gustando tela estos tiempos transgresores que están llamando a las cosas por su nombre. Estos tiempos que están desmontando a los fariseos y señalando sepulcros blanqueados. Y mucho más en una ciudad como Sevilla, que no tiene remedio ni con la celebración que hubiera de veinte exposiciones universales.

No se puede decir más preciso lo de la afición sin Dios. Nada menos que el presidente del Consejo se ha atrevido a desafiar una máxima hasta ahora intocable, la de “ni fías ni porfías en cuestión de cofradías”, uno de los mandamientos de esta ciudad que entra montones de veces en liza con los diez de la Ley de Dios.

Va dado Bourrellier. De cuatro en cuatro, como en los tramos de nazarenos, le van a tener que colocar a los tontos de capirote que ya le estarán dando puñaladas traperas, tan cofrades.

Bourrellier por este camino va a durar menos que un pabilo encendido una noche de viento. Pero mientras se vaya o no, mientras lo echen o no, se va a dedicar a ser más valiente que La Estrella; va a dejar el silencio para el Desprecio de Herodes y le va a echar los caballos de Santa Catalina al rollo este de la cultura, a las juntas de gobierno que acaban en gestoras, a las elecciones cuyos candidatos maniobran campañas que parecen de políticos, no entre hermanos.

Todo esto parece arrancar de la gota que colmó el vaso designando al pregonero y, después, con el dichoso Vía Crucis de catorce pasos en el Año de la Fe. ¿De qué fe?

Sacar pasos con carácter extraordinario es más antiguo que el barómetro del fraile. Lo sabe uno que no es nada sospechoso de situarse frente a las cofradías; unas cofradías que le derramaron el agua del bautismo cofrade; unas cofradías en las que llevaba una varita con sólo dos años; unas cofradías para las que recuperó la tradición de las revistas de primavera; para las que dirigió el Boletín oficial… Pero unas cofradías manipuladas en muchos casos por paganos ignorantes que han perdido de vista el auténtico punto de partida -hace más de veinte siglos- por el que se monta un paso en Semana Santa: un condenado a muerte de cruz que resulta que era el Hijo de Dios. Si esto se está llegando a olvidar, entonces, por mucho que me guste la Semana Santa y haya llenado tanto mi vida, a decir de la voz de los capataces cuando mandan aminorar la marcha de los costaleros: ¡menos paso quiero!

José María Fuertes

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.