EL FINAL DEL VERANO

EL FINAL DEL VERANO

España es hoy como una escena final del genial Mercero en el adiós al verano, su inolvidable verano azul, en el que supo hacer el milagro sentimental de que a través de las playas de Nerja y de Motril, cada cual viéramos las nuestras… Punta Umbría, La Antilla, Mazagón, El Rompido, Chipiona, Rota, la Caleta, la de la Victoria… ¡Ay, maestro Serrat, “quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa…”. Y por la luneta trasera del taxi con el que Julia vuelve a Madrid, veo alejarse poco a poco una vieja estampa feliz de estelas sobre el oleaje de mi infancia.

España es hoy, esta tarde que ya llueve en Sevilla, una larga carretera con retenciones de regreso desde las playas a casa.

España avanza lentamente contando kilómetros de vuelta, en busca de un destino forzoso con nueve meses, cargada de chiquillos sabiendo que el cole empieza en pocos días, con los maleteros llenos de cubos en los que metían el mar, de palas que levantaban castillos, de rastrillos que surcaban espumas. España tiene piel de moqueta con arena aún de las chanclas, la que no ha dado tiempo de sacudirnos lo mismo que tenemos pegada la melancolía de esta tarde en una canción que ha puesto Mercero:

-El final del verano llegó… y tú partirás…

¡Qué bien llora el saxo la nostalgia en el hermoso dialogado de su ronca añoranza con las voces de Manolo y Ramón ahora junto a Carlos Baute!

España es hoy una difícil melodía del Dúo Dinámico que cabe entera en el cristal de atrás de un coche en retorno. La vida es esta tarde, más que nunca, un espejo retrovisor donde vemos lo que fuimos.

Pepe Fuertes

Dedicado a la memoria de mi tía Rocío

Tagged with:

Artículos relacionados

1 Comment

  1. Edith Velasco 31 agosto, 2015 at 10:37 pm

    Una bella crónica con unas chispas de melancolía. Que pase pronto el tiempo para que disfrutes de otro verano en esa forma fantástica como sueles vivir tus días.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *