Pujol asegura que el PSOE le pidió en 1980 sustituir a Suárez por un militar

Pujol asegura que el PSOE le pidió en 1980 sustituir a Suárez por un militar

Ya en los meses posteriores al fallido golpe de estado del 23F de 1981, quedó claro para cualquier mortal medianamente inteligente que los implicados en el mismo no eran solamente los famosos Tejero, Milans del Bosch o Armada, entre otros. También quedó claro que era muy sospechoso que solamente un civil, el sindicalista de extrema derecha, Juan García Carrés, fuese el único implicado en la trama. Por aquello de salvar la democracia pronto todo quedó tapado, finiquitado y visto para sentencia.


La segunda parte de las memorias del ex presidente catalán Jordi Pujol, contribuyen ahora a poner un poco de orden de parte de la verdad de qué ocurrió en ese golpe de estado fallido y reverdecen polémicas olvidadas antaño interesadamente. Pujol desvela en su segundo volumen de memorias que, en 1980, el dirigente socialista (*)Enrique Múgica le propuso, en la «obsesión» del PSOE por hacer caer a Adolfo Suárez, sustituir al entonces presidente del Gobierno por un militar de «mentalidad democrática».

En un momento de grave crisis política por la debilidad de la UCD, Pujol ha revelado que recibió a finales en verano de 1980, en su casa de Premià de Dalt (Barcelona), a Enrique Múgica, entonces destacado dirigente socialista, que posteriormente llegó a ser ministro y hoy es el Defensor del Pueblo.
Según Pujol, la visita tenía por objeto «preguntarme cómo veríamos que se forzase la dimisión del presidente del Gobierno y su sustitución por un militar de mentalidad democrática».
«Le manifesté mi desacuerdo total. Esta visita, con otros hechos, habla de una prisa muy grande de los socialistas por llegar al poder. En definitiva, muy poco responsable». Múgica ha querido desmentir ese episodio, tachándolo de «ocurrencia inventada». Según él, nunca propuso cambiar al entonces presidente, Adolfo Suárez, por un militar. Por su parte, Jordi Pujol no está dispuesto a que lo dejen por mentiroso. Ni a él ni a sus memorias. ‘Múgica vino a verme, y eso va a misa’, ha dicho textualmente.

Pujol tiene varios documentos que, en su opinión, prueban esos movimientos del PSOE. Pero el principal testimonio es él mismo, que compartió aquella comida con Múgica y le mostró su rechazo a la idea de sustituir a Suárez. “Además, el ex presidente de la Generalitat se ha apoyado en un libro de reciente aparición, ‘Anatomía de un instante’, de Javier Cercas, y otro de 2001, ‘El 23-F a Catalunya’, de Pere Cullell y Andreu Farràs.
En ambos se hace alusión a los movimientos del PSOE previos al 23-F para buscar una solución al desconcierto del Gobierno de Suárez.»Tiene toda la lógica. Múgica también iba a ir en el Gobierno de Armada. En uno de esos libros [el de Cercas] sale como ministro de Sanidad. Yo le dije que ni hablar», sostiene Pujol Por su parte, con su cinismo acostumbrado y pretendidamente monjil, Armada asegura no saber nada del plan de Múgica para desplazar a Suárez dejando por sentado, de esa forma, que era ajeno a una operación política de semejante calado. Armada añadió que Múgica y Pujol son, en todo caso, quienes pueden aclarar ese episodio.

Lo que sí es cierto que en aquella época la mayoría de dirigentes y partidos se confabularon contra Suárez en unión de la banca, la iglesia y el ejército y muchos políticos demostraron su catadura moral y que la democracia les importaba un pimiento. En la lista del supuesto gobierno presidido por Armada, facilitado entre otros por la periodista Victoria Prego tomado por testigos presenciales, figuran dos reconocidos comunistas, como Solé Tura y Tamames quienes curiosamente tomaron pronto otras sendas fuera del PCE. El primero de ellos desembarcó en el PSOE y fue nombrado ministro.

En la historia de España cabe recordar que la dictadura militar del general Primo de Rivera contó con el apoyo decidido de gran parte de la clase política, entre ellos el PSOE.
En cualquier caso, con el paso del tiempo la figura del ex presidente D. Adolfo Suárez González se hace más grande y acreedora de un permanente recordatorio. Todos los pueblos de España deberían tener una calle con su nombre.

A continuación la lista del supuesto gobierno del general Armada:
-Presidente: general Alfonso Armada
– Vicepresidente para Asuntos Políticos: Felipe González (PSOE)
– Vicepresidente para Asuntos Económicos: J. M. López de Letona (Banca)
– Ministro de Asuntos Exteriores: José María de Areilza (Coalición Democrática)
– Ministro de Defensa: Manuel Fraga Iribarne (Alianza Popular)
– Ministro de Justicia: Gregorio Peces-Barba (PSOE)
– Ministro de Hacienda: Pío Cabanillas (UCD)
– Ministro del Interior: general Manuel Saavedra Palmeiro
– Ministro de Obras Públicas: José Luis Álvarez (UCD)
– Ministro de Educación y Ciencia: Miguel Herrero de Miñón (UCD)
– Ministro de Trabajo: Jordi Solé Tura (PCE)
– Ministro de Industria: Agustín Rodríguez Sahagún (UCD)
– Ministro de Comercio: Carlos Ferrer Salat (presidente de la CEOE)
– Ministro de Cultura: Antonio Garrigues Walker (empresario)
– Ministro de Economía: Ramón Tamames (PCE)
– Ministro de Transportes y Comunicaciones: Javier Solana (PSOE)
– Ministro de Autonomías y Regiones: general José Antonio Sáenz de Santamaría
– Ministro de Sanidad: Enrique Múgica Herzog (PSOE)
– Ministro de Información: Luis María Ansón (presidente de la agencia Efe)

(*)Enrique Múgica
En vísperas del golpe de Estado del 23-F en 1981, como presidente de la Comisión de Defensa estuvo en un almuerzo con varios comensales entre los que se encontraba el futuro general golpista Alfonso Armada. Hubo cierta polémica sobre dicho almuerzo ya que algunos golpistas aludieron a que en ella se había comentado entre los políticos presentes que era necesario un golpe de timón. Múgica fue llamado a declarar por ello en el juicio contra los golpistas, negando tales acusaciones. Aunque no fue a más, aquella polémica contribuyó a mantener a Múgica en un discreto segundo plano durante algunos años. Ricardo Pardo Zancada, comandante que actuó como enlace de Milans del Bosch en el 23-F, en su libro «23 F la pieza que falta» sitúa a Múgica en la lista de Gobierno a imponer que llevaba Alfonso Armada.
.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *