EL TESORO MARÍTIMO DE CHIPIONA

EL TESORO MARÍTIMO DE CHIPIONA

Por Manuel Jurado Domiínguez.

No cabe duda que la Bahía de Cádiz es todo ella un gran tesoro marítimo, dado que aquí existía un gran trasiego de entradas y salidas de barcos, los cuales algunos de ellos naufragaron por distintas causas como, temporales, encallamientos, incendios, etc.

Nuestro pueblo de Chipiona, al encontrarse en un punto estratégico de la entrada del río Guadalquivir, se convierte así en una zona donde existen un gran número de desapariciones de barcos por hundimientos, debido a los temporales que azotan por estos lugares, así como a los distintos escollos y rocas, de la que destacamos la piedra de Salmedina.

Esta tesis es muy antigua, ya que de aquí partió el descubrimiento de América, no sin antes recordar, que con anterioridad, Cádiz (Gades) es la ciudad más antigua de Occidente, donde los fenicios, tartesos y un gran número de pueblos pasaron por ella, procedentes todos ellos por mar. Más tarde estos mismos pueblos pasaban al interior a través del río Guadalquivir, también llamado en sus distintas épocas Tartessos y Betis.

En la revista Andana, publicada por la Excima. Diputación de Cádiz, así como distintos artículos publicados en el Diario de Cádiz, ABC, País, etc. Se recoge un estudio del investigador Robert Marx, el cual afirma que ” En Cádiz hay barcos fenicios en buen estado de conservación”. Robert Marx tenia además un sueño, un sueño que consistía en la construcción de una replica “fenicia” de las embarcaciones de mercancía utilizada por estos, para navegar desde Cádiz a Nuevo Mundo, para así demostrar que los fenicios (Gaditanus) fueron los primeros en descubrir las Américas.

Robert Marx, localizo más de cien barcos naufragados, de los cuales al menos cuatro son fenicias, así mismo la localización de las ruinas de varias antiguas ciudades Griegas y Romanas hundidas. Pone de igual manera en las cercanías de Chipiona el hundimiento en 1.616 de la nao “La Caridad” de 350 toneladas, procedente de Honduras, llevaba a bordo plata valorada en 50.000$ que nunca fue sacada a la superficie. Algunos datos nos revelan que en el periodo de 1.500 a 1.600 al menos 3 barcos se hundieron en Salmedina y otros dos frente a Chipiona, entendemos nosotros, que este termino se refiere a su parte noroeste, lo que es hoy en día la Cruz del Mar.

Para evitar todo esto, desde el siglo XVI se viene utilizando canales de entradas, para sortear la Barra de Sanlúcar, así como los distintos escollos existente en la zona, además de utilizar tres zonas de fondeo como, Los Pozos de Chipiona, los cuales J. Luis Naval Molero sitúa junto a la punta del Perro, la Granjuela y Bonanza. Aquí, en estos fondeos, los barcos esperaban “marea” la cual le permitían a los barcos poder subir cargados río arriba. Es aquí, en esta espera de “marea” cuando los barcos se encontraban fondeados, donde J. Luis Naval sitúa también cierta piratería o bandolerismo que se practicaba contra estos barcos por parte de algunos moradores de la zona.

Según consta, la relación de barcos hundidos en las costa de Chipiona desde el año 1.525 cuando desaparecen “cuatro naves y un galeón de los Corsarios franceses que zozobraron en los bajos de Chipiona, hasta el año 1.822 que naufraga el Bergantín-Goleta “Sorpresa” de 7 cañones, suman la cantidad de 47 naufragio, de toda clase de barcos y tonelajes.

Así mismo, se tienen noticias dentro de este mismo informe, que en el año 1.797 existió un barco con el nombre de “Conde de Regla” el cual acudió junto al “Pelayo” y al “Príncipe de Asturias” en ayuda del Navío “Santísima Trinidad” el cual estaba siendo atacado por la flota inglesa del Capitán Nelson.

Por todo ello podemos afirmar que en la Bahía de Cádiz existe un Gran Tesoro Marítimo y que una parte importante de este, se encuentra frente a las costas de Chipiona.

Fdo. Manuel Jurado Domínguez
Investigador de Historia Nº 500/97

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *