Dos nietos de Ricardo Pardeza, vicepresidente de Diputación en 1936, agradecen a Irene García el homenaje a la comisión gestora republicana

Dos nietos de Ricardo Pardeza, vicepresidente de Diputación en 1936, agradecen a Irene García el homenaje a la comisión gestora republicana

El 20 de julio de 2016 la Corporación provincial de Diputación homenajeaba a la comisión gestora republicana, que tras el golpe de Estado de 1936, había sido duramente reprimida. El presidente de aquella comisión, Francisco Cossi Ochoa, fue asesinado y sus compañeros sufrieron persecución, presidio o se vieron abocados a exiliarse. La trayectoria de Ricardo Pardeza García, vicepresidente de la Diputación desde el 27 de febrero de 1936, es fiel exponente de aquel sistema opresivo ejercido por los sublevados contra la Segunda República. Pardeza García fue detenido a los pocos días de perpetrarse el golpe de Estado: el 22 de julio de 1936 ingresa en la prisión provincial para iniciar un tránsito carcelario por las celdas de Santa Catalina, el Penal de El Puerto, Sevilla, Córdoba, Madrid… hasta completar una privación de libertad de 9 años, 3 meses y 21 días.

Dos nietos de Ricardo Pardeza García –Ricardo y María José Pardeza- han visitado la Diputación de Cádiz y han agradecido a su presidenta, Irene García, que se haya dignificado el recuerdo de su abuelo tras 80 años de silencio. En el encuentro ha participado el director del servicio de Memoria Histórica y Democrática de la institución provincial, Carlos Perales. Todos los nombres de la comisión gestora republicana figuran en una placa localizada en la primera planta del Palacio Provincial.

Ricardo Pardeza García militó en el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux. Concejal en el Ayuntamiento de la capital gaditana, accedió a Diputación como representante del distrito de Cádiz. Profesionalmente era capitán de la marina mercante y, tras dejar la navegación, ejerció como práctico del muelle. En su actividad social destacaba su pertenencia a una logia masónica, con el sobrenombre de Robespierre.

Las nuevas autoridades golpistas resolvieron dos condenas contra Pardeza García: una de pena de muerte y otra de 20 años, que fueron conmutadas por una sentencia de 25 años. El periodo efectivo en prisión fue finalmente, de 9 años, 3 meses y 21 días. Falleció al poco tiempo, en julio de 1952, apenas dos días después de conocer el nacimiento de su nieta María José. En diciembre del mismo año muere Carmen Pérez Jaime, viuda de Ricardo Pardeza García.

Los nietos del que fuera vicepresidente de Diputación han relatado a Irene García la compleja situación sufrida tras la encarcelación de Ricardo Pardeza García. Los muebles, cuadros y enseres de la vivienda familiar sita en la calle Barrié, en Cádiz, tuvieron que venderse “para poder comer”; sin poder acceder a los ahorros; cancelando los estudios de los tres hijos (Gabriel, Juan y Carlos) y percibiendo constantemente la intimidación o la mofa. Dos hijos de Pardeza García fueron alistados en el bando sublevado y uno de ellos fue obligado a ser centinela de su propio padre, en uno de los presidios por los que pasó.

Ricardo Pardeza García fue vicepresidente de la Diputación de Cádiz del 27 de febrero de 1936 al 15 de julio del mismo año, según consta en las actas de la comisión gestora. Entre otros cometidos era responsable del Patronato de Formación Profesional, de la Casa matriz de Expósitos y del Manicomio provincial. Tras el 15 de julio la siguiente acta está fechada el 5 de agosto de 1936, en la que se constata la ruptura del régimen legalmente constituido. Aquella primera sesión de las nuevas autoridades está convocada por el gobernador civil Ramón de Carranza Fernández de Reguera; asume la presidencia José Sánchez Noé al frente de una comisión gestora compuesta exclusivamente por militares.

Cádiz, viernes 17 de marzo de 2017

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *